sábado, 19 de julio de 2014

Picu Maoñu (1429 m)

Área recreativa de la Pesanca
     Siempre nos pasa igual: por fiarnos del pronóstico del tiempo parece que le tenemos miedo al agua y aplazamos la salida a Fuentes Carrionas. De todas maneras, aprovechamos que la mañana del sábado da bueno para ir cerca, a Piloña, al pico Maoño.



El Muñizón, que va creciendo como finca de recreo




       Y después del primer tramo desde la Pesanca por pista, cruzando el río del Infierno seguimos subiendo por pista, aquí por la Cerezal.

Líquenes oscuros, de apariencia acartonada, pero finos 


     Acabada la pista sigue el camino cruzando el regato de la Estaquera, adentrándose en el bosque.

Un roblón al borde del camino


     Una mirada atrás, para ver el picu Castiellu, en la zona de Ligüeria, y el valle con el monte La Cerezal ahora a nuestra izquierda y el monte Degoes a nuestra derecha, bajo las laderas del Vízcares.


   








   Y llegamos a las cabañas y pradería de Cureño, donde oímos los ladridos de algún perro en las cabañas de arriba, lo que quiere decir que algún pastor está por la zona.



     Paramos a descansar y rellenar las cantimploras en la fuente de la majada, donde nos entretenemos observando los tritones alpinos, oscuros por arriba pero con guapo colorido en la cola y el vientre.




     Así llegamos a la collada Traslafuente, donde ya podemos ver lo que nos queda de subida al Maoñu. Vamos bien y de momento parece que la lluvia no viene por esta zona.


     En cambio, mirando hacia Ponga y Picos, están las cumbres tapadas por la nubes que se ven acercarse para cubrir todo.


     Y mirando hacia el valle, el cielo muestra nubes pero también claros; el potro tranquilo, siempre al lado de la yegua.


     Y nos acercamos a ver la majada de Traslafuente, agrupadas sus cabañas y apartadas de la collada venteada. Desde aquí ya sólo se trata de esquivar la zona de más matorral para subir la ladera del Maoñu


Las cabañas de Traslafuente y dos buenos árboles de saúco - no arbustos de ramas finas como solemos ver-


     Vemos la subida de la collada Traslafuente hacia el Vízcares, por una ladera de piedra y manchas de bosque de acebos y tejos que recorrimos en alguna ocasión viniendo del pico Cunio por el collao La Verdad. Aquí Avelino se va entreteniendo con los arándanos que va encontrando.


     Y mirando arriba vemos un rebaño de vacas; esta ladera tiene hierba, pero también el terreno es como de turbera, medio húmedo y de musgo, y está lleno de agujeros de las pezuñas de las vacas. 


     Pasamos junto al rebaño de vacas, "gobernadas" por un toro aún jóven que se esfuerza por cubrir a alguna sin conseguirlo.


     Y después de pasar al rebaño, en una zona más empinada de lajas de piedra grandes, nos llevamos la sorpresa de ver aparecen ¡ una cabecina de un ternero que parece que sale del suelo !. 


     Vemos que el pobre animal hundió las patas de atrás en un pozo y no puede salir. Nos acercamos e intentamos sacarlo tirando de él, pero está muy encajado y por más que lo intentamos no podemos. Después de un buen rato de esfuerzos tenemos que dejarlo: vemos en la collada a un grupo de gente que sube hacia aquí, y además a unos ganaderos reuniendo a sus vacas.


     Decidimos que ya que vamos a esperar a ver si se acercan, mejor subimos al pico, del que nos separan pocos metros, dejamos las mochilas junto al xatín y tiramos arriba. Para colmo empieza a llover justo en ese momento.


     Casi a la carrera subimos al pico: no hay buzón, sólo un montón de piedras marcando la cumbre y en un bote una tarjeta de cumbres que recojo. Apresuradamente hacemos algunas fotos.


Hacia la peña Llambria la lluvia tapa sus agrestes perfiles 


El arco iris sobre el monte que cierra detrás la sierra de Pandemules


Detrás de Avelino el chubasco llega también al Vízcares.


Y una mirada a Los Tornos de Pandemules y las elevaciones calizas del Cuetón, la Frayada y la Ordaliega.

La lluvia extendiéndose por Piloña y  Nava - la sierra del fondo es Peña Mayor - 


     Y vamos para abajo a ver cómo podemos resolver el problema del xatu, da pena ver al pobre animal atrapado sin poder salir.



     Habíamos visto en la collada Traslafuente a gente que subía hacia aquí; esperaremos a ver si suben para que nos echen una mano.


     Y en cuanto llegan los primeros nos ponemos a la faena: gracias a un cordino le amarran las patas como en un parto para poder tirar bien del xatu




 



  Entre cuatro y haciendo fuerza logramos sacar al xatín del pozo;sólo tiene una herida en el lomo de rozar con la roca y enseguida intenta incorporarse sobre las patas. Consigue ponerse de pie; no tiene nada roto. Pero está débil y no puede caminar y lo bajamos hasta donde están e resto de las vacas; allí se reencuentra con su "manada".








     Y seguimos, nuestros colegas montañeros de Siero y Gijón continúan al pico Maoño, las vacas siguen a lo suyo - esperamos que la vaca se haga cargo de la "crianza" de su xata perdida - y nosotros bajamos a comer a las cabañas de Cureño.

Los arándanos de la ladera


Majada Traslafuente


Hacia Piloña las nubes ya lo cubren todo

Mirada atrás de despedida del Maoñu


     Y ahora sí, un buen homenaje a la cocina casera: ensalada de pasta, quesín de untar con tostadinas, manzana, pera ... ¡y agua de la fuente de la majada!. ¡Todo sano, natural y en abundancia!.


     ¡Y además de mesa y mantel las vistas desde el comedor son exclusivas!













     Y retomamos el camino de vuelta, por la ladera el camino entre los felechos ...


... y luego de nuevo por el bosque.








     Tranquilamente llegamos al río charlando de lo divino y de lo humano; ya sólo nos queda un corto tramo de pista hasta llegar a la Pesanca.



    


Tres tipos distintos de helechos de Asturias




     Y la última sorpresa del día: "¿pero que hacéis por aquí sueltos vosotros? ¡venga mover los jamones que alguien os va a echar de menos! ¡y como venga el llobu de noche...!






     Y ya por la Avenida de los Avellanos - unter der Hasel para Marina - nos coge la lluvia ya más seguida. No importa, después del día tan completo que tuvimos, incluyendo el rescate animal, todo es en positivo.
     Y con esta imagen me despido; como siempre
¡ un saludo, amigos !

No hay comentarios:

Publicar un comentario