sábado, 7 de julio de 2018

Pozalón (1743 m) Sajambre-León

Pozalón y Niajo desde Pío de Sajambre
     Tanto Rafa como yo teníamos ganas de acercarnos a esa crestería Pozalón - Niajo que nos llamaba la atención y que sólo conocíamos de verla desde otros lugares.


     Y así, desde Pío de Sajambre (León) nada más salir del desfiladero de los Beyos que marca el curso del río Sella, tenemos al fondo la vista a la Cordillera Cantábrica, en la zona de Peña Mora.

Curiosa y artística forma de apilar leña

Molino saliendo de Pío

Fresas silvestres en abundancia

El Jario
     Vamos por una pista que sale de Pío y sube hasta la collada Llaete, a veces muy empinada, y entre los robles primero y las hayas más arriba van asomando montañas conocidas ...

Las siluetas de Peña Santa y El Torco


     Abajo va quedando Pío, en un rincón cerrado en medio de este bosque que baja desde las alturas de la Cordillera hasta el río Sella.

En el camino hasta Llaete tenemos agua en dos fuentes



     Aquí arriba, algo lejos de Pío ya, aún hay prados de siega; y un buen ejemplo de cierre en madera.


     La segunda fuente, ésta más moderna, con todo el entorno tomado por los helechos.


     La pista continúa empinada hacia arriba, y menos mal que nos dan sombra las hayas, porque el calor y sobre todo la humedad de este verano lluvioso hace sufrida la subida.

Digital purpúrea


     Y llegamos a la collada Llaete donde se abre la vista por fin a las praderías de la majada, aunque todo el entorno es de bosque.


     Hacia el Este, de donde venimos, el bosque cubre el concejo de Sajambre hasta la caliza desnuda de las alturas de los Picos de Europa.


     Y después de una parada para refrescar la garganta y comer algo, continuamos ladera arriba hacia la elevación del Porro Cervaliza, antes de la crestería del Pozalón.


     A medida que nos vamos elevando comenzamos a ver destacarse Peña Ten y Pileñes.


     Más al Norte el Maciédome, entre los concejos de Caso y Ponga, y el Colláu Zorru y el Picu Lluengu, en Ponga.


     De repente, entre el bosque, Rafa ve movimiento ...


... un numeroso rebaño de rebecos por la ladera.



     En la collada bajo el Porru Cervaliza hay una pequeña charca de agua, de ahí las numerosas sendas del ganado que se acerca aquí para beber.


     Y ya sólo nos quedan los últimos cien metros de desnivel para llegar a la cima; seguimos una línea de hitos de piedras que buscan el mejor camino para subir.


     Atrás vamos dejando la loma y las praderías de Llaete, con la zona de Peña Mora al fondo y todo el bosque.


     Últimos metros, ya por crestería pero sin dificultad; eso sí, las caídas a ambos lados son impresionantes por el gran desnivel.

Abajo, Oseja de Sajambre, la capital del concejo
     Y llegamos a la cumbre en el momento en que las nubes bajas van subiendo a encontrarnos aquí ...


     Desde la cumbre, junto a una fea caseta y antena de telecomucaciones, el paisaje grandioso de Picos de Europa ...


...el Cornión, desde Torre Enol a la Peña Santa ...


... el sector Sur, de Peña Santa al grupo de Torre Bermeja ...


... hacia el Central, con la zona del Llambrión y las Peñas de Cifuentes ...


     ... y para la Cordillera y Asturias, con la niebla entrando, Peña Ten y Pileñes ...


... y en territorio de Ponga el bosque de Peloño, con las nubes adueñándose de las cimas entre el Maciédome, el Tiatordos, la peña Taranes a la izquierda ...


... y en el mar de nubes sobresaliendo el Pierzu; abajo, la fuerte pendiente que baja al río Llué.


     Y completando el giro de 360º la cresta que sigue a la cumbre del Niajo, aérea como ella sola.

Foto de cumbre con mi compañero Rafa


     En vertical casi bajo nosotros Oseja de Sajambre, con el pico Jario encima y la zona de Peña Bermeja detrás; más atrás, la zona del Llambrión con neveros y los picos entre la torre de Friero y Salinas.



El pequeño pueblo de Pío, de donde salimos


     Y ya de regreso, comenzamos a bajar del Pozalón ...


     ... a la collada del llagu y por la ladera a Llaete, viendo a la Peña Mora en la divisoria de aguas de León y Asturias.

Las nubes van creciendo sobre Peña Ten


     Dejamos atrás las praderías, con una última mirada a Llaete y de nuevo por la pista y el bosque bajamos a Pío de Sajambre.

Bajo un haya un gran tapiz de plantas de arándanos.

Las fuertes raíces del roble





     Y ahora sí, es hora de ir recreándose en los pequeños detalles, como flores y plantas que jalonan todo el recorrido.


     Otra mirada más al Cornión, con el que tenemos todavía cumbres pendientes de subir si se nos permite la osadía de seguir encaramándonos  a ellas.



     Y con el recorrido que hicimos hoy sobre el mapa nos despedimos; espero que os haya gustado y como siempre
¡ un saludo, amigos !